Sign In
Español | English
 

CONCEPTO DE HIGIENE / COCINA
El día del huevo
 
•El huevo es un elemento imprescindible en nuestra dieta, pero causante de gran parte de las intoxicaciones alimentarias como la salmonelosis

•Cuando la Salmonella llega a los alimentos puede multiplicarse a gran velocidad, en condiciones favorables puede llegar a duplicarse cada 15 o 20 minutos

•Con “El día del huevo” debemos concienciarnos de la importancia de este alimento, pero a la vez de la seguridad alimentaria que merece
 
 
El día del huevo es una celebración que se conmemora en 153 países del mundo con diversos actos que destacan la importancia que supone el huevo en nuestra alimentación diaria.
 
El consumo diario de un huevo es compatible con una dieta sana y equilibrada, pero hay que ir con cuidado porque el riesgo de que nos transmita la bacteria de la salmonella y, en consecuencia, la salmonelosis, es elevada si no se controla con unos correctos hábitos de higiene y seguridad alimemtaria.
 
¿Qué es la Salmonella?
La Salmonella es una bacteria que se desarrolla en el intestino de los animales, incluido en el del hombre y se transmite a los alimentos, por lo que puede ser ingerida por las personas causando una infección llamada salmonelosis que se manifiesta en episodios de gastroenteritis aguda.  Los principales alimentos implicados son las aves de corral y carnes de otros animales de abasto, la leche o los huevos… estos alimentos pueden contaminarse en origen y transmitir la contaminación por contacto al resto de alimentos.  Esta contaminación inicial puede no resultar suficiente para provocar una infección por Salmonella, pero si no tomamos precauciones este número inicial puede incrementarse rápidamente aumentando así  de manera peligrosa las probabilidades de infección.
 
 “Cuando la Salmonella llega a los alimentos puede multiplicarse a una velocidad muy elevada en cualquier alimento siempre que tenga unas condiciones adecuadas de tiempo y humedad. Su número puede duplicarse cada 15 o 20 minutos si la temperatura es superior a 20º C”- Jose Juan Rodríguez, director del Observatorio de Seguridad Alimentaria y miembro del Consejo Asesor del Instituto Silestone. Es por ello que si los alimentos no se refrigeran rápidamente el microorganismo se multiplicará, con el consiguiente riesgo para los consumidores.
 
La salmonelosis tiene gran trascendencia sanitaria, social y económica y es especialmente preocupante entre grupos de riesgo como ancianos, niños o  enfermos.  Su incidencia es más elevada en verano debido a que las altas temperaturas favorecen su desarrollo, por lo que es en esta época del año cuando tenemos que estar más alertas, aunque siempre deberemos tener presentes las precauciones para evitarla.
 
El Instituto Silestone te ayuda a prevenir la salmonelosis
Para prevenir la infección por Salmonella en el hogar debemos evitar el principal modo de contaminación: las contaminaciones cruzadas. Las contaminaciones cruzadas se producen cuando la Salmonella se transmite por el contacto de un alimento, utensilio o superficie a otro alimento. Por ejemplo la contaminación existente en un pollo crudo, afectado por Salmonella, pasa en el momento de la manipulación a otro alimento no contaminado en origen. La mejor forma para evitar el contagio es, además de cocinar los alimentos,  mantener unos correctos hábitos de  higiene en la cocina.
 
El Instituto Silestone aporta consejos prácticos y sencillos para evitar cualquier tipo de toxiinfección alimentaria en el hogar:
  • Examinar el aspecto externo del producto fijándonos que en la etiqueta contenga información referente a los ingredientes, condiciones de conservación y fecha de caducidad
  • No romper la cadena del frío, ya que a temperatura ambiente las bacterias se multiplican
    No mezclar alimentos crudos con alimentos cocinados para evitar la posible transmisión de mircoorganismos mediante la contaminación cruzada
  • Limpiar los utensilios y superficies cada vez que se manipule un alimento diferente, recordando que las manos del manipulador son un utensilio más
  • Cocinar los alimentos mediante tratamientos prolongados a altas temperaturas (fritura, horno, guiso,…) puesto que es el método de higienización más eficaz
    Recordar que existen productos de limpieza, encimeras, neveras e incluso interruptores que contienen elementos antibacterias que facilitan las correctas condiciones de higiene en la cocina.
 
Las cifras de contaminación por salmonelosis son mucho más elevadas de lo que se creía hasta ahora, de nada sirve ocultarlo a los consumidores, sino todo lo contrario. El consumidor tiene que poder adoptar medidas de prevención y protección para poder evitar cualquier tipo de infección. El Instituto Silestone pretende la divulgación de unos correctos hábitos de higiene para poder evitar infecciones como la Salmonelosis.
 
Para fomentar estos buenos hábitos entre particulares y profesionales de la hostelería ha nacido el Instituto Silestone, un organismo independiente dedicado al estudio y la divulgación de la higiene en la cocina y su influencia en la salud y el bienestar de las personas.
 
El Instituto Silestone es un foro de intercambio de opiniones y conocimientos sobre la materia con ciudadanos, instituciones y profesionales en el ámbito de la cocina. La proyección de cocinas más higiénicas, la correcta utilización de los utensilios y la manipulación segura de los alimentos son los principales ejes de actuación del Instituto Silestone.
 
 
 
  • GK video
  • La Mecanica del Caracol Radio Euskadi
  • Clica aquí para ver el documento
  • Clica aquí para ver el vídeo
  • Clica aquí para leer el artículo