Sign In
Español | English
 

SOCIEDAD
Preparar las comidas navideñas con más de 48 horas de antelación puede aumentar el riesgo de intoxicaciones alimentarias

Una de las cuestiones relevantes y muy comunes entre las familias españolas es la conservación de las sobras navideñas. Es muy importante que se tomen las medidas correctas para evitar que los alimentos se contaminen y causen algún tipo de intoxicación alimentaria. 

Generalmente no se recomienda reutilizar ni congelar las posibles sobras de las preparaciones caseras. No obstante, durante la temporada navideña se opta por hacer grandes cantidades de comida y, desecharlo se convertiría en un importante derroche de alimentos. Por esta razón, el Instituto Silestone aconseja no consumir aquellas comidas preparadas con un margen de más de 48 horas. 

Para conservar bien las sobras es aconsejable usar fiambreras, sin embargo hay que tener en cuenta ciertas precauciones:

- Guardar las sobras en contenedores distintos a los recipientes que se han utilizado para cocinar y taparlos herméticamente. Después envolverlos con papel de plástico de cocina y anotar la fecha de cocinado. No consumir elaboraciones que superen los tres días.

- El recalentado se realizará a fuego lento hasta que el corazón de la elaboración esté caliente (partiendo de una temperatura de nevera). Siempre que a la elaboración no le afecte, podrá llegar a la ebullición.

- Descartar los guisos que presenten síntomas sospechosos, color extraño, mal olor o textura más tierna de lo normal.

- Para platos de consumo frío, introducir la ración en un recipiente limpio, cerrarlo herméticamente y conservarlo en el frigorífico. Sacarlo justo antes de volverlo a consumir. Una vez sacada la ración necesaria, volverlo a refrigerar. 

- Si se trata de preparaciones calientes: dejarlas enfriar previamente a temperatura ambiente no más de una hora (nunca introducir calientes en la nevera). Tapar inmediatamente después de manera hermética y guardar refrigerado.

- Evitar elaboraciones a base de huevo, muy especialmente si es crudo (sin tratamiento térmico) como salsas mahonesas. De modo que si no es posible, es mejor prescindir de estas salsas. 

- Optar siempre por productos estables e higienizados

- No consumir alimentos preparados con más de 48 horas de antelación o si tenemos alguna duda sobre su estado. 

 
 
  • GK video
  • La Mecanica del Caracol Radio Euskadi
  • Clica aquí para ver el documento
  • Clica aquí para ver el vídeo
  • Clica aquí para leer el artículo