Sign In
Español | English
 

SOCIEDAD
10 hábitos incorrectos en la higiene diaria del hogar

Por Bes Zain en www.reasoner.com
 
Además de levantarte y cepillarte los dientes, es probable que también te laves las manos al menos una vez al día. Y probablemente no pase una sola semana sin que evites hacer algo que piensas que es sucio o antihigiénico.
 
Haces un montón de cosas cada semana que demuestran que eres una persona limpia. Intentas usar ropa limpia después de la ducha y lavarte los dientes después de las comidas. Intentas lavarte las manos después de ir al baño, y ducharte después de regresar de un largo paseo. En efecto, haces todo ésto porque quieres ser una persona limpia e higiénica.
 
Hay cientos de cosas dentro de tu casa que por sí solas son tan sucias que estar constantemente expuesto a ellas podría hacerte incluso enfermar. Sin embargo, todavía estás vivo y, probablemente, no enfermes por culpa de los gérmenes que hay en tu hogar. Asimismo, evitar lavarte las manos en ese sucio baño del restaurante tampoco conllevará que vayas o no a enfermar. Es bueno ser higiénico, pero te puedes convertir en alguien obsesionado por la limpieza simplemente por una razón: la sociedad nos lo dice y nos lo muestra. Sigues haciendo un montón de cosas pensando que son para mantenerte limpio, mientras que, al mismo tiempo, evitas ser limpio en cientos de situaciones porque entiendes que ignorar ese tipo de conductas es lo que la sociedad te dice que hagas.
 
¿Crees que tus costumbres diarias son higiénicas? ¿Consideras que por ser "limpio" en ciertas ocasiones puedes ser considerada una persona limpia?
 
Presentamos 10 costumbres antihigiénicas y, probablemente, extremadamente incorrectas que podemos llevar a acabo casi diariamente, sin darnos cuenta y que demuestran cómo todos tus actos de limpieza pueden ser fácilmente mejorados. Por supuesto, ¡puedes lavarte las manos después de leer este artículo!
 
10 hábitos antihigiénicos que practicas diariamente
  1. Tocar las puertas de los baños después de lavarse las manos
    ¿Qué sentido tiene lavarse las manos cuando terminas de tocar las mismas puertas que tocarás al lavártelas? Además, el pomo de la puerta interior de un baño siempre está en un ambiente lleno de gérmenes y de aire lleno de malos olores. A pesar de que ambas partes están sucias, el pomo de la puerta o el asa utilizada para entrar en un baño o cuarto de baño es más limpia que el que se utiliza para salir

  2. Tocar la carta de los menús de los restaurantes antes de comer los alimentos
    La mayor tendencia y probablemente más sorprendente: la gente se lava las manos en los baños y luego llega a la mesa y toca las cartas de los menús que han sido tocadas por miles de clientes y camareros que no se han lavado las manos después de manipular alimentos

  3. Tocar y comer en platos que han sido manipulados por varias personas, incluyendo al camarero
    Incluso si no tocas ninguna carta de menú después de lavarte las manos y sentarte en una mesa limpia, la comida que vas a ingerir ha tenido contacto con gérmenes al haber sido manipulada por varias personas, incluido el camarero. ¿Cuándo fue la última vez que viste a un camarero tomar un descanso para lavarse las manos? Así es: el camarero puede tener las manos insalubres en cualquier restaurante

  4. Probarse ropa en las tiendas
    Rechazarías categóricamente la idea de usar la ropa interior de otra persona, pero en las tiendas de ropa te pruebas camisas, camisetas, chaquetas, faldas, vestidos y muchas otras prendas que decenas de clientes se han probado durante el último mes

  5. Probarse  zapatos en las tiendas de calzado
    No usas calcetines sucios o incluso recién lavados que caen sobre el suelo del baño, pero con mucho gusto te pruebas los zapatos que la gente se ha puesto con y sin calcetines en cualquier zapatería

  6. Comer cualquier alimento que esté al aire libre, expuesto en cualquier restaurante, tienda de comida o gasolinera
    Hay personas que se lavan las manos en los baños de las gasolineras para luego comprar carne expuesta al aire libre, tocada y manipulada por cientos de clientes cada semana. Comer cualquier cosa que esté “abierta”, sea accesible o esté expuesta en cualquier vitrina demuestra que se pueden comer muchos alimentos insalubres sin reparar en ello

  7. Tocar o besar un animal en cualquier parte de su cuerpo
    Sí, el perro que piensas que es precioso y el resto piensa que es horrible o el gato que para ti es increíble y para el resto es el diablo, está sucio y lleva gérmenes. Los animales lamen su cuerpo a diario para limpiarse, sin embargo, nosotros nos cepillamos los dientes y luego besamos a nuestro perro o gato por todas partes, incluso en la boca

  8. Tocar cualquier cosa de la cocina antes, durante o después de comer en ella
    La idea de que una cocina debe ser el lugar más limpio en una casa, a causa de los alimentos, hace que la gente asuma que está limpia. La gente toca cubiertos sucios, trapos para las manos sucios, puertas de nevera que todo el mundo toca y muchos otros objetos/electrodomésticos mientras comen o preparan la comida

  9. Usar la bañera en lugares públicos
    Sentado en un gran charco de agua que toca nuestro cuerpo por todas partes, y al mismo tiempo entrando en contacto con toda tu suciedad y las partículas de que flotan alrededor para, al final, simplemente levantarnos y secarnos con la toalla. ¡Y esto lo hacemos con la idea de que es algo igual o mejor que tomar una ducha!

  10. Usar una toalla más de una vez para cualquier cosa, incluso para limpiar un dedo seco
    Sí, usar una toalla usada más de una vez, incluso si se trata de secarse bien las manos, significa que la toalla es lo más insalubre que hay en el hogar, ya que se utiliza varias veces para secarse después de varias duchas y lavados acumulando toda serie de bacterias

  11. Hábito Bonus: Tomar cualquier Pepsi o Coca Cola
    Lo hacemos todos los días. Todas y cada una de las Coca Colas, Pepsis, Sprites, Fantas o refrescos que se abrirán para ser consumidos contienen una enorme cantidad de gérmenes, debido al contacto que esas botellas y latas han tenido durante su transporte al aire libre en camiones, aviones y trenes. Sin embargo,  convenientemente, tocamos con los labios y la lengua una parte de esas botellas y latas, porque cuando es tiempo de disfrutar de las bebidas carbonatadas, la higiene y la limpieza tienden a ser ignoradas.
 
 
  • GK video
  • La Mecanica del Caracol Radio Euskadi
  • Clica aquí para ver el documento
  • Clica aquí para ver el vídeo
  • Clica aquí para leer el artículo